Caterings

Caterings

Los servicios de catering se han convertido en toda una moda para quienes buscan un modo rápido de organizar una celebración pero ofreciendo productos de calidad y vigilando que el precio no se dispare. Un buen servicio de catering puede hacer de las bodas celebraciones en las que nadie se tenga que preocupar nada más que en divertirse, y además permite ahorrarse lo que cuesta un local de banquetes porque como norma general se puede contratar para que incluso se organice al aire libre o en locales privados.

Existen varios tipos de catering, dependiendo de los fondos de los que se disponga para tal fin. El que mejor resultado suele dar y que más se suele contratar es el denominado catering asistido, en el que además de los alimentos se preparan otro tipo de detalles como la decoración y el servicio de camareros. Incluso se puede elegir que los cocineros se desplacen al lugar y realicen los platos en vivo, convirtiéndose además en un espectáculo que forma parte de la celebración, con talla de frutas y figuras de hielo.

Si se busca sencillez y economía, se pueden contratar únicamente los platos preparados, que se llevan hasta el lugar de la celebración bien en bandejas de las que cada comensal se puede servir a modo de buffet libre o en platos ya servidos que se colocan en la mesa antes de que se sienten. Todo depende del dinero, como suele ocurrir en casi todos los aspectos de la vida que se salen de lo habitual.

Sin Comentarios

Deja tu comentario